¡Adopte un nuevo
estilo de movilidad!

AIXAM, líder en vehículos sin carnet, lanza su gama de coches 100% eléctricos llamados e Aixam. La solución eléctrica de AIXAM es única en su género.

La eléctrica es una nueva forma de movilidad asociada a una corriente de pensamiento. Esta nueva alternativa de desplazamiento ofrece múltiples ventajas: más comodidad, más silencio, más delicadeza, muchos más atractivos, mayor protección para el medio ambiente.

 


Aprender
e City

e City

Aprender
e Coupé

e Coupé

Silencioso

DISFRUTE EL SILENCIO La tecnología eléctrica permite los desplazamientos silenciosos que nos benefician a todos. Gire la llave de contacto: los pilotos luminosos le indican que está en camino. El silencio casi completo puede desconcertar al principio pero enseguida...

Seguir leyendo

Simple

CÁRGUESE DE ENERGÍA Familiarizarse con su e Aixam es muy simple. Cambie sus costumbres; todo lo que necesita hacer es enchufarlo para poder cargarlo. Sólo es necesario un simple enchufe doméstico*. Cuando conduce el panel de control le da toda la información sobre el estado de la...

Seguir leyendo

Ecológico

PROTEJA EL PLANETA Conduzca eléctrico: el compromiso responsable. La elección de un vehículo eléctrico sin carnet contribuye cotidianamente en la protección del medio ambiente. Sin la emisión de ningún tipo de partículas de óxido de nitrógeno a la atmósfera, cada uno de sus...

Seguir leyendo

Seguro

LIBERE SU MENTE Haga cada día desplazamientos sin estrés. Sus trayectos cotidianos de media no exceden los 30 km. De este modo, incluso con un uso “extremo”, su e Aixam le asegurará toda la autonomía necesaria. La autonomía puede fluctuar según las condiciones de uso: las...

Seguir leyendo

Económico

AHORRE Ahorre en el uso diario y el ciclo de vida de su vehículo. Las baterías de litio aseguran toda la autonomía para su vehículo sin carnet. El coste de utilización es de menos de 1 € cada 100 km*. Adopte esta nueva corriente de movilidad para reducir inmediatamente los gastos en sus...

Seguir leyendo

Recarga

Recarga rápida en 3 horas y 30 minutos a 220 V y con un simple enchufe doméstico*
No son necesarios enchufes específicos. La conexión se puede hacer en casa sin ningún tipo de problema.
* Enchufes que se adapten a las normas estándar de vivienda (NFC 15-100)

¿Qué es el litio?

El litio puro es un metal blando, de color blanco plateado, que se empaña y se oxida muy rápidamente si entra en contacto con el aire y el agua, adquiriendo un tinte grisáceo que se convierte rápidamente en antracita negra. Es el elemento sólido más ligero. Se utiliza esencialmente para hacer vasos y cerámicas refractarios, aleaciones ligeras a la vez que resistentes para el sector de la aeronáutica y, sobre todo, baterías y pilas de litio.

¿Dónde se puede encontrar litio?

A finales de 2010 se estimó que las reservas mundiales de litio estaban alrededor de las 13 millones de tonas. De las cuales el 58% se encontraban en Bolivia y un 27 % en China. La producción mundial en 2010 fue de 25.300 tonas, sin contar Estados Unidos, una producción hecha por Chile (35%), Australia (34%), China (18%) y Argentina (11,5%).

Es una cantidad más que suficiente para producir miles de baterías.

¿Se puede reciclar el litio?

En 2008 la compañía RECUPYL desarrolló un proceso para recuperar los metales contenidos en las baterías de ion de litio. Algo que permite reciclar estas baterías hasta un 98%.

El rendimiento de estas baterías aumenta un 8% anualmente (ley de Moore), lo que implica que cada año hace falta menos litio para tener una batería de la misma capacidad.

¿Necesita producirse más electricidad?

Según Électricité de France (EDF), recargar su vehículo en casa no consume más electricidad que la resistencia de un calentador de agua.

Las centrales nucleares a menudo padecen un pérdida de noche puesto que la electricidad no se almacena. Los coches eléctricos permiten guardar energía en sus baterías durante la noche, reinyectándola en la red durante el día, cuando la demanda es mayor.

¿Son peligrosos los coches eléctricos?

Han pasado por toda una serie de pruebas y homologaciones para asegurar la máxima seguridad en todo tipo de condiciones.

Por ejemplo: al recargar en una toma a la intemperie, los conectores, así como el sistema de seguridad de la toma, impiden todo contacto directo con la corriente, permitiendo recargar con toda seguridad.